Loop Mae Hong Son

El loop de Mae Hong Son es una ruta circular que atraviesa distintos puntos turísticos de la provincia de Mae Hong Son, en el norte de Tailandia.

Esta región cuenta con grandes cadenas montañosas y selvas verdes y vírgenes. El 88% de las reservas forestales de Tailandia se encuentran en esta provincia y el 63% de la población son miembros de alguna tribu como los Karen, Hmong o Shan.

La ruta, sin paradas, son un total de 600 kilómetros. Pero lo bonito de esta ruta es ir parando en los distintos pueblos y puntos de interés, por lo que todo depende de las paradas que hagas. Nosotros hicimos un total de 800 kilómetros en 7 días.

La ruta más común es Chiang Mai – Mae Chaem – Mae Sariang – Mae Hong Son – Pai – Chiang Mai. Nosotros cambiamos Mae Sariang por Khun Yuam y nos quitamos unos cuantos kilómetros.

A tener en cuenta:

Hicimos la ruta en plena temporada de lluvias (agosto) y nos llovió todos los días, salvo el par de días que estuvimos en Pai. Esto hizo que, aunque pudimos ver todo lo que quisimos, no pudimos parar con calma y con el tiempo que hubiéramos deseado en algunos puntos.

Lo peor de todo era cuando te pillaba la lluvia mientras ibas en la moto, que acababas empapado de arriba a abajo y calado hasta los huesos. Por mucho chubasquero que lleves, siempre acabas empapado. Hubo un tramo que tuvimos que hacer cerca de 50 kilómetros lloviendo sin parar. ¡No veas cómo acabamos aquél día!

Por lo tanto, ten en cuenta la época de lluvias. Muchas veces deseé haber alquilado un coche y no una moto para hacer el loop (mojada, con frío y calada hasta los huesos las cosas se ven distintas) De hecho, vimos a algún turista hacer la ruta con coche de alquiler, cosa que vi muy buena opción.

La ruta tiene un total de 1.864 curvas y aunque la carretera está en perfecto estado y bien asfaltada, no es recomendable conducir la moto si no tienes experiencia. A parte de las curvas hay fuertes pendientes, así que precaución. Una buena forma de hacerlo si no tienes experiencia es alquilar un coche (recuerda que se conduce por la izquierda).

EQUIPAJE:

Nosotros llevamos una mochila de 30 litros con ropa para los dos. Esta mochila la llevaba yo en la espalda, por lo que pusimos sólo lo básico para que no pesara nada. También llevamos una de 22 litros con la cámara de fotos, trípode y cargadores que pusimos delante, entre los pies.

Es recomendable llevar un chubasquero (imprescindible en época de lluvias) y llevar una sudadera o algo de abrigo, ya que en algunos puntos subes a una altitud de 1.600 metros y en la moto se nota bastante el frío.

ALQUILER DE LA MOTO:

Después de preguntar en varios sitios y tras recomendación de otros viajeros, alquilamos la moto en Cat Motors. El trato de los trabajadores fue estupendo y nos dejaron una moto que estaba en perfecto estado. Antes de dárnosla revisaron los niveles de aceite, el estado de las ruedas y frenos y nos explicaron el funcionamiento con detalle. Muy recomendable.

Cat motors

Alquilamos una moto de 125cc y el precio depende de la cilindrada que elijas y del tiempo que estés, pudiendo hacerte mejor precio cuanto más días la reserves. El precio para una semana ronda los 170 baths/día. También incluimos un seguro por 50 baths/día.

Y ahora, empezamos con la ruta:

DIA 1.- CHIANG MAI-MAE CHAEM

Salimos de Chiang Mai muy temprano en dirección al Parque Nacional Doi Intanhon. Para ello, tomamos la carretera 108 durante unos kilómetros y luego cogimos el desvío a la derecha por la 1009 hacia Doi Inthanon.

Nuestra primera parada fue Mae Klan Waterfall y nos acercamos a la taquilla a preguntar los precios. El precio eran 300 baths que incluía la entrada al parque nacional, las cascadas y la subida al pico más alto de Tailandia (2.565 metros). No incluye la entrada a las pagodas reales (40 baths).

En la entrada de las cascadas Mae Klan

En nuestro viaje a Tailandia en 2012 contratamos un tour de un día para visitar el parque nacional. Vimos algunas cascadas, las pagodas y subimos a la cima, por lo que esta vez decidimos no pagar y continuar el camino.

Continuamos y llegamos al primer check point donde nos pidieron el ticket de la entrada al parque nacional, pero les dijimos que íbamos a Mae Chaem (es la misma carretera) y nos dejaron pasar sin problemas. Por el camino pudimos parar en distintas cascadas sin que nadie comprobara de nuevo el ticket.

Cascada Wachithatan
Cascadas Sirithan

Después de visitar las cascadas Wachithatan y Sirithan, paramos a comer en el pueblo Mae Klang Luang. Comimos en un restaurante local a la entrada del pueblo que tenía estas vistas tan chulas y ahí nos resguardamos de la lluvia durante un rato, disfrutando de las vistas con un buen café. Cuando la lluvia cesó continuamos el camino.

pueblo Mae Klang Luang

Después de comer pasamos por el segundo check point y nos pidieron de nuevo el ticket, pero les dijimos que no lo teníamos porque íbamos a Mae Chaem y nos dejaron pasar sin problemas. En ese punto giramos a la izquierda. Doi Inthanon está a 10 kilómetros de este punto, por lo que si vas allí, una vez pasado este check point, hay que seguir recto.

Y llegamos a las últimas cascada del día. Las cascadas Mae Pan tienen 100 metros de alto y la verdad que son brutales. La fuerza con la que baja el agua es bestial. Para llegar a ellas hay que dejar la moto en un parking y bajar por un sendero caminando unos 500 metros. El camino estaba embarrado por las lluvias y era muy resbaladizo.

Cascadas Mae Pan

Después de verlas nos apresuramos para llegar a Mae Chaem, ya que tenía pinta de ponerse de nuevo a llover sin darnos tregua. Llegamos a Mae Chaem y nos quedamos a dormir en el hotel Mae Chaem Hotel & Resort, por 250 baths con ventilador. Cogimos la habitación más económica, por supuesto. Tenía algunas cabañitas con precios más elevados que no pintaban nada mal. El hotel tenía piscina, pero no la pudimos aprovechar por el mal tiempo.

hotel
habitación

Nos dimos una vuelta por el pueblo y cenamos en un puesto local un Pad Thai por 20 baths (increíble, como en los viejos tiempos). Después de cenar y dar una vuelta nos fuimos a dormir, contentos por todo lo que habíamos visitado ese día. Esta ruta nos estaba encantando y sólo era el primer día.

Paseando por Mae Chaem

DÍA 2: MAE CHAEM-KHUN YUAM

Nos levantamos temprano y compramos un par de cafés en el 7 eleven y junto con unas galletas que teníamos desayunamos en el hotel. Después de desayunar salimos dirección a Khun Yuam. Ese día pasamos bastante frío, ya que se puso a llover y en algunos puntos de la carretera llegamos a alcanzar los 1.600 metros. Pero disfrutamos de unos paisajes realmente hermosos.

Paramos a comer en el pueblo Ban Pang Ung. Nos había cogido la lluvia de nuevo y mojados pasamos bastante frío. Así que hicimos tiempo mientras comíamos para luego retomar la ruta.

Parada para comer

Después de comer y aprovechando que la lluvia había parado nos pusimos en marcha de nuevo. Nos desviamos a la cascada Mae Suring. Al llegar vimos que la entrada costaba 200 baths. Así que vimos en maps.me que a los pocos metros de la entrada oficial había un sendero en la carretera por el que parecía que podríamos verla. Así que nos metimos por ese sendero y llegamos a un camping en el que no había nadie. Aparcamos la moto y nos fuimos andando por un camino que llegaba al view point donde pudimos verlas. Desde allí podías bajar un poco más para verlas más de cerca pero por si nos pillaban o nos pedían ticket de entrada decidimos no seguir bajando.

Cascadas Mae Suring

Llegamos a Khun Yuam y dormimos en el Hotel Mitkhoonyoum por 300 baths. El hotel es super recomendable. Cama cómoda y habitación limpia con ventilador. Aquí los alojamientos eran más caros. En algunos hoteles incluso nos pidieron 700 y 1000 baths la noche.

entrada del hotel
habitación

Nos acercamos a ver el monumento de la amistad de Japón y Tailandia construido con motivo de la ocupación japonesa de la zona durante la Segunda Guerra Mundial. Junto al monumento hay un museo donde explican la historia (entrada 100 baths).

Dimos un pequeño paseo por el pueblo y cenamos en un mercado local. De nuevo Pad Thai por 20 baths, jajaja.

DÍA 3: KHUN YUAM-MAE HONG SON

Estábamos tan a gusto durmiendo que nos costó mucho levantarnos. Sabíamos que era mejor madrugar porque a partir del medio día se ponía a llover bastante. Desayunamos como siempre en el 7 eleven y nos pusimos en marcha.

Paramos en el pueblo Ban Mae Surin, un bonito pueblo rodeado de montañas, limpio, verde y muy cuidado, donde se respiraba tanta paz que nos cautivó. Había un pequeño templo donde un simpático monje nos preguntó de qué país éramos y nos regaló dos plátanos, dos aguas y un bollo de chocolate. Quedamos super agradecidos por aquél gesto.

Aquí duermen los monjes del templo

Unos kilómetros más adelante se encuentra el pueblo de Ban Microwave donde leímos que hay un bonito view point, pero estaba lloviendo muchísimo y decidimos no parar y continuar el camino.

La lluvia no paraba y cada vez era más intensa. Paramos en el mirador Pha Bong para resguardarnos de la lluvia y hacer tiempo a ver si paraba un poco. Estábamos empapados de arriba a abajo. Desde allí se pueden observar las cascadas Pha Bong.

a lo lejos las cascadas Pha Bong

Ya estábamos muy cerca de Mae Hong Son pero no tenía pinta de que fuera a parar la lluvia. Así que cogimos de nuevo la moto y llegamos al pueblo. A los pocos kilómetros de entrar en Mae Hong Son vimos una señal de un pueblo para ver a las mujeres jirafa (long neck village)

Nosotros las vimos la primera vez que visitamos Tailandia. Hay mucho debate en este tema. Unos lo defienden diciendo que es la manera que tienen de sobrevivir estas mujeres refugiadas birmanas. Otros lo definen directamente como un zoológico humano. A nosotros nos decepcionó la visita en aquél entonces y fue muy triste verlas expuestas de aquella manera. Para nosotros fue como un circo humano.

Llegamos a Mae Hong Son y buscamos alojamiento. En el primer hotel que preguntamos dijo que estaba cerrado y fuimos a otro que estaba al lado llamado Lake View que nos pidió 250 baths con ventilador. La habitación nos gustó, pero intentamos negociar el precio aunque no hubo manera. Decía que era un buen precio por ser temporada baja, ya que en temporada alta suele pedir 300 baths. Empapados y con ganas de una ducha caliente nos quedamos.

Habitación Lake View

La verdad que estuvimos muy a gusto en el hotel, los dueños eran muy majos y la habitación estaba muy limpia. Tenía unas vistas al lago y a los templos muy bonitas.

Después de una ducha caliente nos dimos una vuelta para buscar un sitio donde comer. Fuimos al mercado Sai Yood, donde comimos en un restaurante local unos platos de arroz por 35 baths.

Después de comer la lluvia paró y cogimos la moto para subir a ver el templo Wat Phra That Doi Kong Mu (gratuito). Con unas vistas preciosas de la ciudad, vimos cómo las nubes posaban sobre las montañas, tan verdes y frondosas. Un paisaje muy bonito.

Mae Hong Son

Luego fuimos a ver los templos Wat Chong Kham y Wat Chong Klang (gratuitos), situados frente al lago.

Wat Chong Klang

Después de las visitas nos volvimos al hotel a tomarnos dos capuccinos con vistas al lago. A pesar de la lluvia y el frío que pasamos en moto, había sido otro gran día.


DÍA 4: MAE HONG SON

Madrugamos un poco más para que no nos pillara la lluvia y  las 9.00 ya salíamos del hotel dirección al puente de bambú. Éste se situa a 19 km de Mae Hong Son y está rodeado de una gran extensión de campos de arroz, con un color verde precioso. Al final del puente hay un pequeño templo. Después de unas cuantas fotos se puso a llover. Bueno, al menos pudimos ver el puente con tranquilidad, pero la lluvia no cesó hasta que regresamos a las 15.30h.

Después del puente pasamos por las cascadas Pha Sua donde pedían 100 baths por entrar. Nosotros no entramos, pero por lo poco que pudimos ver desde el parking eran bastante grandes.

Continuamos nuestro recorrido y vimos la entrada de un pueblo Karen llamado Red Karen Village. Como estaba lloviendo bastante decidimos continuar y parar cuando volviéramos. Unos kilómetros más adelante vimos el desvío hacia Fish cave, donde dicen que puedes ver peces de color azul. Como no teníamos intención de visitarlo seguimos hasta Ban Ruam Thai, también llamada la Suiza de Tailandia y donde probamos un café buenísimo (eso sí a precios europeos, 50 baths~1,45) en Palo coffee. Esta cafetería, que también es guesthouse, está regentada por un birmano que vive en Tailandia hace más de 40 años. El señor tiene plantaciones de té y de café. El local es el primero que te encuentras nada más entrar al pueblo.

Palo Coffee
artículo de periódico sobre Palo Coffee

El pueblo nos gustó muchísimo, tanto que nos hubiera gustado quedarnos a dormir allí al menos una noche, pero teníamos todas las cosas en Mae Hong Son. Al ser temporada de lluvias no había gente, incluso algunos restaurantes y guesthouse estaban cerradas. Se respiraba tanta paz en aquél lugar…aunque imagino que en temporada alta debe estar a tope de gente.

bonito lago en el pueblo

Después del café seguía lloviendo bastante y ya íbamos empapados. Cuando se calmó un poco la lluvia continuamos hacia nuestra siguiente parada: Ban Rak Thai, un pueblo chino situado en la frontera con Myanmar.

preciosos hoteles rodeados de campos de té
Vistas del pueblo Ban Rak Thai
entrada del pueblo

Estábamos muy cerca de la frontera con Myanmar por lo que no dudamos en acercarnos hasta el puesto fronterizo. Dejamos la moto aparcada a unos 200 metros de la frontera, ya que el camino estaba embarrado y no se podía acceder con moto. Bajo una lluvia intensa y con el suelo resbaladizo y embarrado caminamos hasta la frontera. El militar estaba durmiendo pero la barrera estaba semi levantada. Nos acercamos y nos hicimos un par de fotos y el militar ni se enteró. Si hubiera estado despierto le hubiéramos pedido acceder un poco a suelo birmano pero por si acaso no traspasamos la barrera. De todas formas en unos días estaríamos cruzando por tierra a Myannar por el paso fronterizo Mae Sot (Myawaddy).

Al volver hacia Mae Hong Son vimos motos y coches parados en la carretera. Se había caído un árbol y tuvimos que esperar a que lo quitaran. Después de un rato esperando, vino un señor y se lió con el machete a cortar las ramas de la carretera abriendo paso. 

Justo después, ya bajando las montañas, de repente paró de llover y salió el sol. Aprovechamos entonces para visitar el pueblo Karen. Dimos una vuelta rápida y nos fuimos a Mae Hong Son. Comimos de nuevo en el mercado local y nos fuimos al hotel a darnos una buena ducha y a descansar.

DÍA 5: MAE HONG SON-PAI

Nuestra primera parada del día fue el monasterio Watpatamwua Forest, un monasterio budista bastante conocido por los turistas extranjeros a los que les gusta la meditación.

Entramos con la intención de ver un poco las instalaciones y cuando nos acercamos a la entrada había en una gran sala muchos extranjeros vestidos de blanco sentados frente a 10 monjes que posaban junto las estatuas de buda. Habían 2 plataformas elevadas, con 5 monjes a cada lado y uno de ellos tenía un micrófono en la que no paraba de hablar en tailandés.

Un hombre, que se encargaba de la recepción, nos pidió sin preguntarnos absolutamente nada que nos sentáramos junto a los demás y nos colocó separados (hombres y mujeres no podían estar juntos). Le dije que no veníamos a meditar, que sólo teníamos intención de ver el monasterio y nos dijo que en 5 o 10 minutos terminaría la conferencia y podríamos unirnos a ellos a comer y tomar café y después podríamos visitar las instalaciones.

Las cabañas/habitaciones del monasterio

Aunque ya lo sabía, descubrí que eso de la meditación no era lo mío. Tan sólo llevaba 5 minutos sentada en aquella silla que me entró un sueño repentino. Me sorprendió cómo todos parecían escuchar a aquél monje, algunos con la mirada perdida, pero sin entender ni papa de tailandes.

Después de unos 15 minutos terminó de hablar diciendo algo en inglés. Todos se levantaron en silencio y se dirigieron al comedor. No queríamos abusar, así que tan sólo pedimos dos tazas de té.

Había un programa con las rutinas del día y la primera empezaba a las 5 de la mañana. Todas las horas estaban marcadas con una rutina: meditación, ofrenda, comida, descanso…Conocimos a un italiano cuando estuvimos en las 4.000 islas que pasó 21 días en aquél lugar. Te dan alojamiento y comida gratuita. Si te gusta la meditación, este es tu sitio.

Después de dar una vuelta por las instalaciones seguimos con nuestra ruta y paramos en el pueblo de Soppong a comer y seguimos hacia Pai. Durante estos días no habíamos encontrado apenas turistas y los lugares que encontramos en el camino eran tranquilos, apacibles y sin apenas gente. Pero al llegar a Pai vimos un montón de extranjeros concentrados aquí. Es un pueblo muy pequeño lleno de guesthouse, restaurantes, bares y con un montón de agencias de alquiler de moto (100 bath/día) y de tours.

Pai

El pueblo Pai era conocido como el pueblo hippie, un lugar aislado donde encontrar la paz espiritual, aunque hoy en día todo ha cambiado. Y aunque esté a 3 horas de Chiang Mai y hay que pasar por sus 762 curvas para llegar aquí, sigue siendo un gran reclamo turístico, sobretodo por jóvenes occidentales .

Walking street

En Pai nos alojamos en el Pai my house, una guesthouse al lado de Walking Street. La habitación nos costó 200 baths con ventilador, pero no es un lugar que recomendamos. El hotel estaba muy descuidado, la puerta de la entrada no cerraba bien y tenía bastantes oberturas por las que podía pasar cualquier insecto, olía muchísimo a humedad y no estaba muy limpio.

habitación hotel Pai my house

Después de instalarnos y darnos una ducha, paseamos por Walking street, la calle principal de Pai. Está repleta de agencias, restaurantes, cafeterías y bares de copas. Por la tarde se colocan puestos de comida barata, venta de batidos y pancakes.

DÍA 6: PAI

Al día siguiente recorrimos con la moto los diferentes puntos turísticos de los alrededores de Pai. Empezamos por el templo Wat Nam Hoo, a 2 kilómetros de Pai, y continuamos al pueblo chino Santichon.

Templo Wat Nam Hoo

Santichon es un pueblo artificial montado para el turista, pero curioso de ver. Chinos de la provincia de Yunnan escaparon a Tailandia de la guerra comunista y formaron este pueblo. Junto al pueblo original montaron este otro para los turistas.

Continuamos el camino para subir al mirador Yun Lai. Pero antes de llegar paramos en otro punto bastante elevado de un restaurante donde tuvimos también muy buenas vistas, así que si no quieres pagar el mirador Yun Lai (30 baths) puedes parar aquí.

pequeño mirador

Continuamos con la ruta hasta Coffee in love, una cafetería muy conocida donde se han rodado dos películas al parecer conocidas entre los tailandeses y chinos, (Pai in love, película tailandesa del 2009) y (Lost in Thailand, película china del 2012). Nosotros paramos tan sólo a hacernos fotos en la casa, no me diréis que no es fotogénica.

Justo al lado de la casa hay una cuesta que lleva a unos campos de arroz y a un buda blanco al que también se accede desde la carretera cruzando un puente adornado en los laterales con unos dragones.

La siguiente parada fue Pai canyon (gratuito). Un cañón con unos 30 metros de profundidad que cuenta con diferente senderos para poder observarlo.

Muy cerca de allí se encuentra el Memoral bridge, un puente de acero construido por los japoneses en 1941 durante la Segunda Guerra Mundial. Éste es un puente conmemorativo, ya que el original fue quemado por los japoneses cuando terminó la guerra.

Después de visitar el puente cogimos una carretera dirección a las cascadas Pam Bok. En el camino a las cascadas hay tres puntos de interés: Land split, las cascadas y el puente de bambú.

Land Split es una apertura creada en la tierra propiedad de un granjero el cual ha sabido sacarle partido con el turismo y al parecer ofrece una degustación de los productos cultivados en su tierra a cambio de una donación. Nosotros no entramos.

Continuando el camino hacia arriba están las cascadas Pam Bok (gratuitas), en las que te puedes bañar, y por último llegamos al puente de bambú mas largo del mundo (1 kilómetro de largo). Entrada 30 baths.

Nosotros paramos a comer en un puesto justo al lado del puente y después de comer volvimos hacia Pai en dirección a nuestra última parada del día: el Gran Buda Blanco (gratuito).

Allí coincidimos con una pareja de chilenos que conocimos en el hostel de Bangkok y quedamos para tomar algo y cenar. Quedamos por la tarde y lo pasamos muy bien, nos tomamos unas cervezas y cenamos unas hamburguesas de un puesto de comida en Walking Street.

DÍA 7: PAI-CHIANG MAI

El día de vuelta transcurrió con normalidad, salimos temprano pero sin prisa. Teníamos que devolver la moto a las 17.00 así que teníamos tiempo de sobra. Al llegar a Chiang Mai paramos en Decathlon (quería comprarme unas sandalias porque las olvidé en un hotel haciendo el loop de Thakhek) y en un supermercado Tesco enorme, tipo Carrefour, donde cargamos provisiones (latas de atún y de sardinas, galletas, pan bimbo…) ya que teníamos pensado quedarnos en Chiang Mai un par de días más antes de ir a Mae Sot.

Devolvimos la moto y volvimos a la guest house (Top Norh Guesthouse) a por nuestras mochilas grandes y reservamos tres noches más. Aquí nos quedamos haciendo un poco el vago y descansando. En unos días cruzaríamos la frontera a Myanmar.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s