Islas Kapas

Para llegar a las islas Kapas hay que coger una lancha que sale desde el puerto de Marang. Hay varios horarios de salida y se tarda unos 15 minutos en llegar. El precio de la lancha son 40 MYR ida y vuelta. La vuelta es abierta, por lo que no tienes que decidir en el momento el día que vas a volver. Una vez lo tengas claro, simplemente hay que decírselo al hotel y ellos gestionarán el barco de vuelta.

Horarios de barco

Nosotros queríamos dormir en un hotel que tuviera cocina, para poder ahorrarnos algo de dinero en comer y desayunar en restaurantes. Así que las opciones se reducían a 2: el Captain’s Long House y el Longsha Campsite. Finalmente nos quedamos en el primero ya que el otro era un camping y sólo se podía dormir en tienda. No nos apetecía dejar todas nuestras cosas de valor en una tienda de campaña, así que nos fuimos a una habitación privada en el Captain’s Long House por 80 MYR la noche (15€) con baño compartido.

Ya nos habíamos informado de los precios de los alojamientos antes de llegar, por lo que sabíamos lo que íbamos a pagar y sabíamos que el precio del alojamiento dispararía un poco nuestro presupuesto. El Captain’s estaba bien, aunque como hemos dicho hay opciones mejores por ese precio. Por ejemplo, el hotel Pak Ya Seaview tiene bungalows frente al mar con baño privado por 70 MYR. O bien el KBC hotel (cuidado, hay 2 KBC que son distintos pero están juntos) que cuenta con habitaciones que tienen baño privado desde 50 MYR  Lo único malo es que no tenían cocina. Así que decidimos que si nos quedábamos más tiempo del previsto y se nos acaban las provisiones de comida que habíamos traído, nos cambiaríamos de hotel a uno más barato como el KBC y comiendo por 8 MYR se compensan los gastos. ¡Es lo que tiene viajar low cost, que hay que mirarlo todo para poder alargar más tiempo nuestro viaje!

la cocina

Las habitaciones privadas del Captain’s estaban limpias y eran simples y espaciosas. Lo único malo es que la cocina está bastante descuidada y sucia y los gatos no ayudan mucho ya que vimos cómo se subían a la mesa caminando entre fogones, comida y vajilla. Vamos, nada higiénico…

hotel Captain’s

Realmente los precios de los restaurantes no son demasiado caros. Puedes comer arroz y noodles por unos 8-10 MYR y ya sabéis que nosotros podríamos estar comiendo noodles toda la semana con tal de ahorrar, jajaja, pero lo que sí es caro es el desayuno. Tan sólo unas tostadas de mermelada y sin café ya son 2 euros. Así que esto es un poco a gustos, hay gente que no quiere perder el tiempo en cocinar o le da igual gastar lo que sea en comida.

Nosotros compramos en el mercado local de Marang fruta (sandía, plátanos…), verduras (tomates, pepinos, cebollas, zanahoria…), huevos, macarrones y noodles, salsa de tomate, latas de atún, pan bimbo, mermelada, sobres de café y una garrafa de agua de 5 litros,  así que pudimos comer bastante bien y variado.

Durante nuestros días en la isla no hicimos absolutamente nada y qué bien sientan estos días viviendo al ritmo isleño, pausado, sin prisas, de paseos por la playa, de lectura, de descansos en la hamaca y atardeceres frente al mar…Desde el mes de abril que estuvimos en Filipinas no habíamos vuelto a pisar la playa y ya estábamos en septiembre, así que ya tocaba.

Muchos viajeros nos dijeron que Kapas era, junto a las Perenthian, de las mejores islas de Malasia. Nosotros visitamos Perenthian en 2013 (que por cierto nos enamoraron) y éstas también nos han gustado, ya que la isla está bastante cuidada y limpia y el color del agua es precioso. Haciendo snorkel puedes ver bastante coral, tortugas y tiburones de punta negra. Es una isla muy pequeña que se recorre entera en 1 hora y además lo que hizo que estuviéramos cómodos fue el poco turismo que había en la isla cuando estuvimos, era justo lo que queríamos.

Hay una ruta de trekking de unos 2 kilómetros que está bastante bien y llegas a una cala muy bonita que se llama Berakit. Puedes iniciarlo en un sendero que hay cercano al embarcadero o bien el que está justo al lado del hotel Captain’s. Nosotros lo iniciamos por el cercano al hotel y salimos por el sendero que hay cerca del embarcadero.

un poco de trekking
Berakit

Finalmente nos quedamos más días de lo previsto, porque si algo tiene esta pequeña isla es que engancha y atrapa. Intentamos cambiarnos de hotel después de 4 noches en el Captain’s, pero estaba todo lleno por ser fin de semana (tenerlo en cuenta), así que alargamos nuestra estancia en el mismo. ¡Estábamos tan a gusto que no queríamos irnos de la isla!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s