Llegamos a Borneo

Malasia oriental, también conocido como el Borneo malayo, está al norte de la isla de Borneo.

Nuestra ruta por Borneo consistió en llegar a Kota Kinabalu (KK) y de ahí fuimos a Sukau para recorrer el río Kinabatangan. Desde ahí volvimos a KK y cogimos un ferry hasta Brunei. Pasamos 2 noches en la capital de Brunei e hicimos autostop hasta la ciudad de Miri y de ahí cogimos un bus hasta Kuching (16 matadoras horas de bus). Y ya en Kuching fuimos al Parque Nacional de Bako, pasamos 1 noche en el parque y terminamos nuestros últimos días en Malasia en la ciudad de Kuching.

Desde Melaka cogimos un bus hasta el aeropuerto de Kuala Lumpur y desde ahí volamos a KK. Si lo volviéramos a hacer hubiéramos volado al aeropuerto de Sandakan , pero de eso nos dimos cuenta después.

En KK nos alojamos en el hotel The Bunk por 13,5 MYR por persona y noche con desayuno. El hostal no es que sea gran cosa y el desayuno es más que pobre pero las camas eran cómodas.

Estando en la ciudad a Raúl le empezaron a salir unas rojeces en los pies con muy mala pinta y le picaba un montón. Así que nos tocó llamar de nuevo al seguro, pero esta vez no hubo ingreso y en 1 hora estábamos fuera, jejeje.

Al parecer cuando estuvimos en Kapas unas hormigas le picaron y días después le hizo esta reacción. El médico le dio una crema que le fue de maravilla y en cosa de una semana le desapareció.

Nos quedamos dos noches en KK y aprovechamos para ver varias mezquitas y comer pescado en el Filipino market.


Desde ahí cogimos un bus hasta Sukau Junction (45MYR) y luego un coche hasta el pueblo de Sukau (20MYR). Lo tienen muy bien montado porque el bus te deja en mitad de la nada y muy cerca hay un hombre esperando a los turistas en una especie de parada de bus para llevarlos al pueblo.

Al principio pensamos llegar en autostop y ahorrarnos el dinero del coche, pero hacía un calor horrible y estábamos cansados, así que le pagamos los 40 MYR por los dos.

Nos alojamos en el hotel RB Lodge 2 noches. Pagamos 61MYR la noche (13,20€) en habitación privada con desayuno.

Contratamos la excursión durante 3 horas por el río Kinabatangan con Tomy, un barquero local super agradable y muy buen hombre. Lo conocimos gracias a otros viajeros que nos pasaron su número.

Con Tomy

Pasear por el río me recordó mucho a cuando fuimos al parque nacional de Tanjung Puting en Borneo (la parte Indonesia). Nos entristecimos mucho al ver cómo las plantaciones y cultivo de palma ocupaban kilómetros y kilómetros de bosque. Una auténtica vergüenza que te hace pensar hasta dónde vamos a llegar…los orangutanes y los animales están muriendo quemados o de hambre y es un horror. De verdad, estar ahí se te encoje el alma.

Tuvimos suerte y pudimos ver un precioso elefante pigmeo, fue muy emocionante!

Para salir del pueblo necesitas que alguien te lleve hasta la estación de buses de Sandakan Junction. Bueno, no es una estación. Es una parada en mitad de la carretera donde tienes que esperar a que pase el bus. Tomy nos gestionó un coche al que por supuesto tuvimos que pagar otros 20 MYR por persona.

Llegamos de nuevo a KK al mismo hotel y pasamos una noche. Al día siguiente cogimos un ferry que salía a las 8.00 de la mañana a Labuan y de ahí llegaba a Muara, donde cogimos un bus hasta Bandar Seri (capital de Brunei). El trayecto KK-Labuan-Muara nos costó 63,75 MYR y, a parte, hay que pagar 5 ringgits más por persona por la tasa de salida desde Labuan.

Os contamos todo sobre Brunei en el siguiente post.

Y después de 2 noches en Brunei llegamos a Kuching. La primera noche la pasamos en el hotel Noisy room. Por favor, no alojaros nunca aquí…La habitación era tan pequeña que no cabían las mochilas, de hecho tenía que ponerme las zapatillas con la puerta abierta para ganar espacio. Además los baños estaban super sucios y no había nadie en recepción, sólo vinieron a cobrar y nos comunicábamos por Whatsapp…

Así que al día siguiente nos cambiamos justo al hotel de al lado y qué gran acierto. El hotel se llamaba Quiik Cat y pagamos 40 MYR la noche en habitación privada (8,70€). Tenía tostadas, huevos, café, té, agua…durante todo el día. ¡Estábamos tan a gusto que no queríamos irnos!

Fuimos a visitar el Parque nacional de Bako. Para poder pasar una noche en el parque hay que reservar con antelación en la web oficial. Queríamos pasar 2 noches, pero sólo quedaban habitaciones para 1 noche.

Nos alojamos en el lodge más básico y barato (15 MYR por persona y noche) compartiendo habitación de 4.

El lodge

El parque nos gustó muchísimo y pudimos ver a los monos narigudos. ¡Me encantan! Además en el parque puedes hacer hasta 10 rutas de senderismo distintas. Nosotros hicimos la más larga de unos 5 kilómetros nada más llegar y por la tarde hicimos otra más corta.

las rutas
jabalís barbudos

Al día siguiente nuestra intención era hacer otra ruta pero nos levantamos vagos. La verdad que con una noche fue suficiente porque el barco no sale hasta las 15.00 de la tarde, así que hay tiempo para hacer otra ruta esa misma mañana si te levantas con ganas, jejeje.

La verdad que la visita a Bako es totalmente recomendable. Nos gustó muchísimo y disfrutamos con las rutas y con el entorno.

¿CÓMO LLEGAR A BAKO Y PRECIOS?

-Hay que coger el bus número 1 hasta el puerto. Hay varias paradas de bus, pregunta en el hotel la más cercana. Precio por persona: 5 MYR

Al llegar al puerto hay que pagar varias cosas (precios por persona):

  • Barca ida y vuelta: 40 MYR. La última barca es a las 15.00 horas. Si quieres salir antes del parque tendrás que pagar unos 15 MYR más.
  • Entrada al Parque Nacional: 20 MYR

En cuanto a la comida, hay un restaurante con buffet. El precio se paga por cucharada (Ojo, no por plato) y ronda unos 2,5 MYR por cucharada. Así que llenad la cuchara al máximo, jejeje.

Por último, el parque ofrece por 10 MYR salidas en grupo nocturnas. Además de muchos insectos se pueden ver lémures voladores, tortugas y otras especies.

ADIÓS MALASIA

Y así nos despedimos de Malasia después de haber pasado 50 días en este país. Malasia es mucho más que las Torres Petronas y su gente es simplemente maravillosa. Nos vamos con pena de Malasia y contentos por todo lo que hemos vivido y la gente que hemos conocido. Y ahora, el viaje continua hasta Myanmar.

Como sabéis, cuando estábamos en Tailandia la idea era ir a Myanmar. Pero era agosto y el país sufrió un fuerte monzón, así que decidimos cambiar los planes e ir a Malasia. Ahora todo esto supone volver hacia arriba e invertir más dinero y tiempo. Tenemos que volar a Kuala Lumpur y de ahí a Bangkok. En Bangkok tendremos que pasar una noche y comprar un billete de bus hasta Mae Sot…Vamos, una pérdida de tiempo y de dinero…

Lo fácil hubiera sido volar desde Malasia directamente a Yangón o Mandalay, pero ya teníamos la visa aprobada para entrar por tierra en el paso fronterizo de Mae Sot-Myawaddy y no podíamos entrar por otro sitio.

Pero bueno, las cosas a veces suceden por algo. Y en este caso de no haber cambiado los planes no hubiéramos conocido a la gente de Ipoh, por ejemplo. Así que no hay mal que por bien no venga…

¡Nos vemos en Myanmar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s