MELAKA

Llegar a Melaka desde las islas Kapas nos costó bastante. Cuando llegamos a la estación de bus de Marang nos dijeron que no quedaban billetes directos hasta Melaka, así que tuvimos que ir a Kuala Lumpur y pasar la noche allí.

Llegamos a Kuala Lumpur después de más de 6 horas en bus, ya que hubo una retención horrible. El bus paró en la estación TBS, así que fuimos a buscar algún hotel cercano a la estación para coger otro bus al día siguiente a Melaka.

Por ahí habían muy pocas opciones, así que acabamos pagando 20 euros por dormir, la habitación más cara de todo el viaje y encima sin desayuno.

A la mañana siguiente madrugamos y cogimos un bus hasta Melaka. Nos alojamos en el hotel Jion Guesthouse por 35MYR la noche (7,60€), en habitación privada y desayuno. Un hostal muy recomendable.

Jion Guesthouse

El segundo día me puse en contacto con el seguro porque quería que me visitara un podólogo ya que tenía la uña clavada en la carne y me dolía desde hacía varios meses. Lo que nunca imaginé que una simple consulta al hospital acabaría en ingreso, así de fuerte.

El seguro me mandó al hospital y el médico me dijo que me cortaría la uña, pero me pondría 2 anestesias y me quedaría ingresada allí. Nosotros flipabamos… me habían cortado las uñas desde que era pequeña por ese mismo problema y jamás me habían ingresado.

Además de esto, tuvimos un problema con el seguro, ya que nuestro seguro principal (IATI) se puso en contacto con otro seguro (ASIAN) que es quien nos gestionó la consulta. El hospital quería que pagáramos los gastos y que luego los reclamáramos al seguro pero al negarnos, empezó una gran espera de casi 4 horas hasta que se pusieron todos de acuerdo.

Bueno, después de todo el santo día en el hospital me metieron en el quirófano, me pusieron dos anestesias y me cortaron la uña. Deducimos que lo único que quería el hospital era sacar pasta al seguro, porque no le vimos razonamiento por más que la buscamos.

La verdad que todos los trabajadores del hospital fueron majísimos y hasta se hicieron fotos con nosotros, les llamaba la atención verme ingresada y ver a dos occidentales en el hospital y venían a preguntar y curiosear. Aunque yo la verdad que me sentía ridícula con la bata blanca y tumbada en la camilla de la habitación y cuando me preguntaban por qué estaba ahí y les decía lo que era, me daba hasta vergüenza!

Esperando el alta hospitalaria

En fin, una anécdota más para nuestro viaje, jejeje.

Después de eso visitamos Melaka con mucha tranquilidad. La verdad que uno o dos días es más que suficiente, pero no teníamos mucha prisa por movernos y todavía no habíamos comprado los billetes para Kota Kinabalu, nuestro siguiente destino. Así que por eso alargamos la estancia hasta 5 noches y compramos los billetes de avión con 1 día de antelación.

Paseamos por el río y por las coloridas fachadas de la ciudad y su street art. Visitamos la plaza roja, la iglesia de St Paul’s y paseamos por la famosa Jonker Street. Nos quedó pendiente ir a ver la mezquita Melaka Straits, a la que tienes que llegar cogiendo un Grab.

Paseando por el río
la plaza roja
St Paul’s
Fuerte
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s