BAGAN

Bagan fue la capital más importante del reino Birmano y no fue hasta el 2019 declarado patrimonio de la humanidad. Cuenta con un área de 42 km2 donde se construyeron hasta 4.000 templos budistas entre los siglos XI y XIII.

Bagan ha sido recientemente nombrada (2019) Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Durante muchos años se ha intentado que Bagan sea incluída en la lista de la Unesco, pero la mala gestión del gobierno en este sitio arqueológico así como la desastrosa restauración en los años 90 de pagodas y templos sin que se respetaran los materiales ni el estilo original, hizo que hasta este año no fuera incluida en la UNESCO.

Birmania se encuentra cerca de una zona de alta actividad tectónica por la presión entre la placa del subcontinente indio, al sur, y la euroasiática, al norte. Se han registrado varios terremotos en Bagan, siendo uno de los más fuertes en 1975 y otro en 2016, lo que provocó el derrumbe de cientos de pagodas y templos.

En Bagan pasamos 4 noches en 2 hoteles distintos. Esto fue porque como os dijimos en el anterior post nuestra estancia coincidió con la fiesta de las luces Thadingyut. Y lo malo de esto fue que todo Bagan estaba a reventar de gente. El 90% era turismo local y es que Bagan es considerado el complejo religioso más grande del mundo y con una población cuya religión budista supera el 90% pues no era de extrañar que hubiera tanto turista birmano. Fue muy agobiante y la verdad que no pudimos ver ningún templo con tranquilidad hasta el último día.

Bagan nos gustó pero la magia del lugar se vio empañado por la cantidad de coches, buses, motos…pitidos a todas horas, muchísimo tráfico e incluso retenciones. Era una locura…

Además, a esto hay que sumarle que desde el 2016 ya no se pueden subir a las pagodas para ver el precioso amanecer mientras observas los globos sobrevolando las pagodas. Una estampa muy típica de Bagan pero que ahora ya no es posible. Y claro, no es lo mismo ver el amanacer o atarder subido a una pagoda mientras observas desde lo alto toda la gigantesta extensión y con miles de pagodas, que desde una explanada. Hay pequeños montículos donde puedes verlo, pero no tienen suficiente altura.

Uno de los pequeños montículos desde observar el atardecer

Si uno se lo puede permitir lo mejor es subirse a un globo, pero claro, hay que pagar 300 dólares por persona.

Los locales se acercarán a ti por la tarde antes del atardecer y te ofrecerán llevarte a lo alto de alguna pagoda con la condición de comprarles alguna pintura o pagando un precio. Nosotros no accedimos a ello, porque dispuestos a pagar nos hubiera gustado subir a alguna de las más altas, pero estas están totalmente cerradas para que no puedas subir.

El día que fuimos a ver el amanecer fuimos buscando algún sitio chulo donde poder divisar los globos y las pagodas. Un señor que vigilaba un pequeño templo (al que llaman el guardián) nos dijo que podíamos subir a uno por 5.000 Kyats cada uno (3€). Cuando vi las escaleras me emocioné al pensar cómo sería antes, hace unos años, cuando los turistas podían subir a cualquier pagoda (gratis) y poder observar ese hermoso amanecer desde lo más alto.

Vistas desde el muro

Finalmente no le pagamos. La pagoda no era muy alta y ya había amanecido, pero nos dejó subirnos a un pequeño muro donde pudimos hacer unas cuantas fotos.

Para entrar en Bagan hay que pagar una entrada que cuesta 25.000 Kyats (15,50€) y te permite la entrada durante 5 días. También te hacen una foto, así no hay posibilidad de pasar la entrada a nadie. En la entrada de Bagan hay una caseta donde tienes que pagar. Tienes la opción de esquivar esta caseta si te metes por un camino que hay a la derecha en la carretera principal. Nosotros no lo sabíamos y de los días que pasamos ahí tan sólo una vez nos pidieron el ticket.

Para recorrer los templos tienes varias opciones: tuk tuk, bicicleta o bicicleta eléctrica (ebike) que es la que alquilamos nosotros. Los precios de la ebike son de 8.000 kyats y hay que devolverla no más tarde de las 20.00 horas.  No está permitido el alquiler de motos a los turistas.

La primera vez que las ves te quedas asombrado y no paras de hacer fotos, pero al final es siempre más de lo mismo y todas muy similares. Os recomendamos que para visitar los templos os descarguéis la aplicación de maps.me (la que siempre usamos y además es offline), flipareis con la cantidad de senderos y pagodas para visitar.

ALOJAMIENTO

Las dos primeras noches nos alojamos en el Hotel Sunrise (24.102 kyats/noche, unos 15€ con desayuno). El hotel estaba de lujo y el trato fue inmejorable. Nos costó caro, pero aún así fue de lo más barato que encontramos para esas fechas y suerte que había disponibilidad. No estaba dentro del pueblo Nyaung U y esto hay que tenerlo en cuenta puesto que las baterías de las motos eléctricas dura unos 40 kilómetros como mucho y si estás lejos de la zona arqueológica hay que contar que luego tienes que volver.

Nosotros después de visitar los templos por la mañana volvíamos al hotel a descansar hasta que bajara un poco el sol y ese tiempo lo aprovechamos para cargar la batería en el hotel.

Las otras 2 noches nos alojamos en Shwe Na Di Guesthouse, más barato que el anterior y con un desayuno abundante. Una noche fue con baño compartido y otra con baño privado. Tuvimos que quedarnos una noche más de lo previsto porque no habían billetes para Monywa (por la festividad), nuestro siguiente destino.

En Bagan comimos super bien gracias a un restaurante familiar llamado San Thi Dar. Platos abundantes, comida riquísima y un trato excelente.

Rica ensalada de tofu

El último día se notó que ya no había tanta gente. Seguía habiendo tráfico, pero no retenciones como los días atrás, así que pudimos recorrer con más tranquilidad algunas pagodas.

Bagan nos gustó, pero como dije, toda la magia que podía tener se vio empañada por la cantidad de gente y ruido que hubo durante esos días. Creo que lo mejor de Bagan estaba en poder subir a lo alto de un templo y poder contemplar esas extensiones con montones de puntas de pagodas. para poder tener una vista hermosa y general de todo aquello. Pero entendemos que hay que cuidarlos y protegerlos para que pueda perdurar en la historia.

Y después de Bagan pusimos rumbo a Moniwa.

Un comentario en “BAGAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s