Kalaw y Lago Inle

KALAW

El bus desde Hsipaw nos dejó en el centro del pueblo de Kalaw a las 3 de la mañana. En esa misma calle habían cafeterías abiertas, así que paramos a hacernos un café caliente y es que el pueblo de Kalaw se eleva a 1.320 metros de altitud así que el frío comenzaba a notarse.

No paraban de llegar buses a esas horas con turistas, así que no estábamos solos. Después del café fuimos a buscar el hotel Lily Golden. No sabíamos si nos darían habitación, ya que no eran ni las 5 de la mañana, pero un chico del hotel nos abrió y nos dio la llave de la habitación. Así que pudimos dormir un poco.

A la mañana siguiente bajamos a desayunar y la dueña del hotel que se llamaba Lily, nos pidió que le pagáramos por “esas horas” que nos había dejado dormir. Pusimos mala cara ya que no nos informaron que habría que pagar por esas horas y dimos por hecho que nos habían dejado entrar antes de tiempo como favor. Lo que no sabíamos es que luego nos la iba a liar otra vez. Así que al final le pagamos 18.000 Kyats (11,30€) por una noche y unas horas.

Después de desayunar el hermano de la dueña nos quería vender el trek por el lago Inle. Nos explicó todo con detalle y la verdad que lo vendía muy bien. Dijo que su grupo sería de un máximo 5 personas. Nos enseñó un libro de firmas donde podías leer muy buenas críticas y recomendaciones. El precio era caro, pero le dijimos que lo pensaríamos.

Después de desayunar dimos una vuelta por el pueblo, básicamente lo único que tiene son montones de agencias de trekkings y un mercado local bastante grande. Estuvimos preguntando precios en varias agencias para comparar. Todas las agencias ofrecen lo mismo y los precios son muy similares. Básicamente puedes hacer excursión de 1 o 2 noches alojándote en un lodge y en un templo budista.

Finalmente decidimos hacerlo con el hermano de la dueña del hotel. Íbamos a pagar más, pero iba a ser un tour privado porque de momento no tenía a nadie más que se uniera al grupo y nos confirmó que, aunque fuéramos sólo nosotros, saldríamos igual.

Al día siguiente bajamos a desayunar con las mochilas preparadas y vimos al hermano de Lily, que ni nos saludó. Después de desayunar y mientras esperábamos a salir viene Lily y dice que su hermano no puede hacer la excursión con nosotros, que se ha tenido que marchar y que nos pasan a un grupo con otra agencia. Nos quedamos de piedra. Parece ser que a su hermano no le vino bien ni le salía rentable llevarnos sólo a nosotros dos.

Así que con nuestro cabreo, nos llevaron a la agencia Jungle King y pagamos 76.000 Kyats/2 pax, unos 24 euros por persona. Además, para entrar en el Lago Inle hay que pagar una tasa turística de 15.000 kyats no incluido en el precio (10€). Nos unieron a un grupo con 10 personas más. Sobre la agencia, habíamos leído buenas críticas en tripadvisor pero también habían algunas malas referidas a los guías.

Y nosotros tuvimos mala suerte con el guía, ya que no sabemos si era introvertido o simplemente un mal guía, pero se dedicaba sólo a andar sin explicar absolutamente nada, salvo que la gente le preguntara y entonces se limitaba a dar una pequeña y mínima explicación.

TREKKING LAGO INLE

El primer día dormimos en un lodge, un pequeño albergue ubicado en una aldea. Habían más grupos en el pueblo pero cada uno dormía en un lodge distinto. El segundo día dormimos en un templo budista con montones de grupos más. Dormir en el templo tiene su aquél… Puedes ver a los jóvenes monjes rezar por las mañanas y justo antes de comer.

Las duchas del lodge y del templo consisten básicamente en un pequeño rincón en la que tienes que lavarte a cazos y con agua fría. Así que es mejor que te duches de los primeros, antes de que se vaya el sol y haga más frío. Y las camas consisten en una fina colchoneta.

Durante el trek los guías intentan que los grupos no se crucen o al menos que coincidan lo menos posible, pero en definitiva elijas la agencia que elijas, el tour es el mismo.

Lo más importante sin duda es el guía. Un buen guía marca la diferencia y hace que la gente lo pase mejor y se involucre más.

Pasamos por pequeñas aldeas donde los niños siempre se paraban a saludar sonrientes y la gente mayor trabajaba en el campo plantando patatas, verduras o guindillas. Pero sin duda lo que más nos gustó fue la comida. Riquísima, super sabrosa y abundante.

LAGO INLE

El último tramo del trek se hace en barca y te deja en el pueblo de Nyaungshwe, puerta de acceso al Lago Inle y donde se encuentra la mayor oferta de restaurantes y hoteles. Después de despedirnos del grupo nos fuimos andando al hotel ya que estaba muy cerca del embarcadero y además creo que el precio de la excursión no incluye traslado al hotel.

Dormimos una noche en el hotel Bright (13.700 Kyats con desayuno, 8,70€) y 2 noches en el Diamont Hotel (8.500 Kyats /noche con desayuno, 5€). La habitación del primer hotel estaba super bien y además, llegar después de 2 días de trek y poder ducharte con agua calentita y en una cama grande y cómoda, se agradece un montón.

La habitación del segundo hotel era super sencilla, baño compartido y el desayuno fue el más pobre de todo el viaje, pero la gente del hotel era bastante maja.

Hicimos la famosa excursión en barca por el Lago Inle junto con una pareja de catalanes que conocimos en el trek. La excursión la contratamos en el hotel donde se alojaban éstos por 6.000 Kyats/persona (3,80€).

La excursión se puede contratar incluso más barata contratándolo en el embarcadero, donde muchos locales se acercan a ofrecerte un tour. Pero la verdad es que quedamos muy contentos con la excursión, de hecho fue lo que más nos gustó de Myanmar. En total duró unas 8,5 horas, así que fue de lo más completa y le dimos una propina al barquero de lo más merecida.

Paseamos en barca por las aldeas y jardines flotantes. Vimos a los famosos pescadores Intha, pescando con sus técnicas ancestrales. Éstos utilizan un pie para remar mientras mantienen el remo con una pierna. A los pocos minutos de salir con la barca algunos se hacían pasar por estos pescadores y posaban para la foto, acercándose después para pedirte dinero. Pero más adelante habían auténticos pescadores, pescando con su técnica tan característica sin atender a miradas ni pendientes de ninguna pose.

Visitamos también algunos templos, como el Shwe Inn Thein Paya, con montones de estupas, el pueblo Ywama, el complejo religioso Phaung Daw Oo Paya y por supuesto, muchas tiendas y mercados.

Shwe Inn Thein Paya

Por cierto, intentarán siempre parar en mercados o comercios. Si no estás interesado deja claro desde el principio que no quieres ir a las tiendas.

jardines flotantes

Sin duda, para nosotros, visitar el Lago Inle es una visita imprescindible.

Una de las cosas que nos quedó por ver quizá sea ir a Kakku, una pagoda impresionante con más de 2.800 estupas. La excursión puede salirte por unos  35 o 40 euros, ya que hay que pagar un coche con conductor y una tasa que incluye un guía. Nosotros finalmente decidimos no ir, pero dicen que es muy bonita.

Después de 3 días ahí, cogimos un bus a Yangon donde pasamos una noche antes de coger el vuelo que nos llevaría a un nuevo continente: AUSTRALIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s